Multimedia: el chico martini y la viuda negra

martes, agosto 21


Queridos amigos virtuales,

Las sombras nos acechan a veces cuando nosotros lo ignoramos. Hay un mundo de emociones negativas que revolotean a nuestro alrededor como nubes de tormenta esperando descargar su ira contra una víctima que no las vea llegar para ponerse a cubierto. El cuervo de la envidia puede ser tan silencioso como mordaz. El murciélago de los celos puede dar su mordisco hasta dejarnos sin una gota de sangre. La araña de la inseguridad puede tener tanto veneno, que ni el más potente antídoto sería capaz de contrarrestarlo. Y nosotros, pobres ingenuos que recorremos la senda cual mariposas de vivos colores, ignoramos los peligros que nos acechan desde las penumbras.




Él ve venir el peligro cual caballero andante... porque en sus ojos ocultos tras la sombra de sus gafas hay una luz tan brillante como la luz de las estrellas, y el gesto de sus labios destruye cualquier máscara.

Siempre vuestra,
Pamela

Etiquetas:

Susúrrame  |   Llévame  

 

Diamantes... 1

  1. Escrito por Anonymous Sombra

    jueves, agosto 23, 2007 12:49:00 p. m.

    Mano dura es lo que hace falta con la gentuza como tú, que se ha desviado del recto camino. A ver si con un poco de suerte tus nuevas compañeras de Ascot consiguen aportar algo de luz a la oscuridad que hay bajo tu pamela. Confío en que la positiva influencia de Wendy consiga hacerte entrar en razón y que vuelvas al camino de la fe.

     

Susúrrame  |   Inicio