Vuestra desde hoy

miércoles, marzo 15


Queridos amigos virtuales,

Sé que este es un punto de inflexión porque lo puedo sentir. Nunca pensé, queridos, que llegaría un día en que abriría mi propio diario virtual. ¡Yo, Pamela Débora Serena Von Mismarch Stropenhauen, llevando un blog! ¡Quién iba a decirlo! ¡De acuerdo, lo admito! ¡No me miréis así! No puedo soportarlo.

El mérito no es mío sino de Gregor, mi estimado nuevo amigo informático que me ha instruido con tanta abnegación y paciencia que no tengo palabras, a pesar de tener una alumna muy poco aventajada en las nuevas tecnologías, tengo que reconocerlo. Espero, no, sé que con sus sabios consejos sabré manejarlo y que no os defraudaré.

Cada poro de mi cuidada piel me impulsa a necesitar decir que dedico la inauguración de mi diario a dos inestimables amigas, Föed y Arroyina, pues sé que sin ellas no hubiera sido posible. Ellas me hicieron no sólo descubrir esta nueva manera de comunicarse y sentir, sino apreciar esta forma tan libre y diferente de expresarse.

Explicaré, para quien lo desconozca y desee saber, cómo ha sido este arduo proceso que ha derivado en este fantástico momento. Me siento pletórica. Todo empezó cuando por azar acabé en el diario personal de una chica joven, de veintitantos años, que se hacía llamar Föed. Era la primera vez que veía un diario de estas características y no sabría expresar lo que me hizo sentir, fue tan... maravilloso. Tras un primer contacto desafortunado, ya que hice un comentario que pretendía ser gracioso sin ser desagradable y que creo que le sentó mal, escribí algunos textos más antes de que ella me expresara su desagrado ante mis participaciones. Aquí pongo, con la ayuda de mi indispensable Gregor, la mayoría de ellos, sino todos, además de para que sepáis cómo surgió la determinación de tener mi propio diario, porque me encantó lo que escribía. Espero que no le importe que lo reproduzca:

- Föed me dijo ante el comentario que no dejaré que Gregor copie aquí:
Pamela, sería interesante que nos dijeses tú blog, así leeríamos tus textos.

- Yo:
Querida,
Aprecio mucho tu interés por mi blog pero siento informarte que carezco de él porque estoy demasiado ocupada tomándome un martini sobre una tumbona con mi mejor bañador de gala. Desde la piscina del ático de mi hotel capto la red wifi del Corte Inglés gracias a mi portátil Toshiba último modelo, que descansa sobre mis muslos desnudos cortándome ligeramente la circulación.He de confesarte, querida, que desde hace muchos años nada hacía que dejara mi copa de martini, hasta que descubrí tu blog. Así que te felicito, y me encantará que seas la primera persona en leer mi blog si alguna vez encuentro tiempo para escribirlo entre copa y copa.
Sinceramente tuya,
Pam.

- Föed:
Una vez me dijeron que los chinos celebran el cumpleaños el día que su madre se quedó embarazada. No sé hasta que punto es cierto/fiable, pero como mínimo es curioso. Como yo no soy china y paso de preguntarle a mi madre qué día me hicieron (prefiero no pensarlo), pues hoy celebro que ya he visto 21 primaveras, con sus respectivos veranos, otoños e inviernos. ¡Qué rápido pasa el tiempo! (Típica frase de abuela) (¿Será que realmente me hago mayor?)

- Yo:
Querida Föed,
Desde el agua de mi piscina quiero darte mis más siceras felicidades, no sabía que fueras tan joven querida. Todavía tienes muchas cosas por vivir, tantos amores... mas no sufras por mayor que para eso tendrás mucho tiempo, y te lo digo yo, que ya tengo... bueno, mejor cambiemos de tema que me he puesto nerviosa y he decidido que mañana pediré hora para mi cirujano plástico. Es que tiene una manos... ¡y qué manos!
Lo dicho, brindo por tus veintiún años y porque cumplas muchos más.
Tuya siempre,
Pam

- Föed:
El mar, el parque Güell, el Gótico, las Ramblas, el parque del laberinto de Horta... Caminar, con los coches ignorantes al lado, que no ven o no quieren ver la belleza de las avenidas. Sentarme en un banco mirando al mar, cogiendo frío mientras miro las olas. Y paseando, descubrir una calle que te transporta al siglo XVII o la plaza dónde te gustaría que te diesen un beso. Si exisitiese el amor para toda la vida, el mío sería Barcelona.

- Yo:
Querida Föed,
No puedo estar más de acuerdo querida. Barcelona es el amor de mucha gente, es que es una ciudad tan... cosmopolita, ¿verdad? Eso es lo que dice siempre al menos Marco, mi profesor de maracas. Me apunté sólo para ver su trasero brasileño pero ahora ¡les estoy cogiendo el gusto! ¡Chachachachachá chá, chachachachachá chá! Y eso que para tocarlas tengo que dejar mi copa de martini... no sé que me está ocurriendo, la verdad. Bueno querida, te dejo que Marco me está esperando para ir a tomar algo.
Tuya forever,
Pam

- Föed:
Pamela: Te pediría por favor que no me dejases más comentarios, por dos motivos:
1.- No me gusta que un/a desconocido/a me llame "querida".
2.- No me gusta nada tu tono burlón.
Si tienes tantas ganas de contar al mundo tu universo de martinis, cirujanos plásticos y profesores de maracas, te abres un blog. Estaremos encantados de leerlo allí.

- Yo:
Quer... perdona, estimada Föed:
Hoy me he sentido terriblemente decepcionada cuando he leído tu mensaje... creí que podía ser el principio de una hermosa amistad.
Tal vez te ha desengañado saber que soy algo mayor que tú? Hoy es un día gris para mí, ni el sabor de mi martini, ni el sonido de mis maracas menguan la tristeza que siento en mi interior. Afligida por tus palabras quisiera aclarar que no hay tono de burla en mis palabras... comprendo que la sinceridad a veces es abrumadora aunque pensé que escribiendo en esta clase de blogs públicos, hablar abiertamente de los sentimientos era el pan de cada día. No sé que decirte, sólo pretendía poner mi granito de arena y dar mi opinión. Por último quería aclararte que no he usado en ningún momento un tono burlón, simplemente he tenido la osadía de explicarte mis intimidades y tú no aceptas creer que un desconocido haga algo así... ¡no importa ya!
Como respeto tu decisión no volverás a saber de mí, ni quién soy ni quién fui. Brindo por tu felicidad.
Sinceramente tuya,
Pam

Estimada Föed, tu deseo se ha visto cumplido. Pronto podrás leer todo lo que quisiste saber sobre mí y nunca te atreviste a preguntarme. Por hoy no escribiré nada más. Sólo decir que después de esta primera experiencia proseguí mi andadura por el camino de los diarios personales, e inicié una nueva amistad en el diario de Arroyina. La próxima vez os transcribiré aquí ese segundo contacto, muy interesante para mí. Brindo por vuestra felicidad con mi martini preferido.

Vuestra para siempre, y del todo entusiasmada
Pamela

Etiquetas:

Susúrrame  |   Llévame  

 

Diamantes... 2

  1. Escrito por Anonymous Föed

    viernes, marzo 17, 2006 10:33:00 a. m.

    Pamela,
    estoy encantada de ver que has abierto un blog para que podamos leer tus historias y reflexiones.
    Si en algún momento fui borde, lo siento. Tienes que entender que no es muy agradable que alguien te haga comentarios (que se podrían entender como burlones) sin saber de quién se trata y con la que no puedes mantener un diálogo porque no tienes ningún lugar al que dirigirte.
    Además, el blog es algo muy mío... no sé cómo explicarme.
    Te deseo mucha suerte en tu nueva aventura cibernética,
    Föed

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    sábado, marzo 18, 2006 7:44:00 p. m.

    Estimada Föed,

    ¡No hay nada que sentir, estimada! Yo estuve extremadamente contenta de haber escrito en tu diario, mi primera experiencia a pesar de los pesares. Gracias por haber visitado mi diario, estoy muy muy agradecida de que lo hayas visto y de que me desees suerte. Brindo por ti Föed.

    Siempre tuya,
    Pamela

     

Susúrrame  |   Inicio