Invocación a la luz

lunes, julio 16


Queridos amigos virtuales,

Acababa de abandonar el mundo de los sueños para renacer en este sumida entre las caricias de mis rojas sábanas de seda, cuando un pensamiento me ha abordado sin contemplaciones. He cogido mi nuevo y maravilloso portátil y he deslizado mis uñas perfectamente lacadas entre las teclas, dispuesta a hacer sonar esta alarmante canción.

Acabo de caer en la cuenta, tonta de mí por no haberlo hecho antes, queridos, que esa sombra virtual, esa persona que ha intentado suplantar mi identidad en este mundo virtual, conoce de la existencia de mi diario y, por tanto, si perteneciera a mi entorno cercano dispone de una información que podría causarme un mal irreparable. El labio inferior me tiembla con sólo pensarlo, así como me tiembla el pulso de la mano en la que sostengo la copa.

Sé que esto puede ser leído por esa persona y, si es así, si lo estás leyendo, te ruego que abandones las penumbras en las que te ocultas para revelarme tu identidad, para revelarme si eres alguien conocido para mí en el mundo real o si, por el contrario, eres tan sólo la sombra virtual que pareces ser. Por Christian Dior, yo te invoco ante mi persona, muéstrate a la luz.

Siempre vuestra, y temerosa
Pamela

Etiquetas:

Susúrrame  |   Llévame  

 

Diamantes... 14

  1. Escrito por Anonymous Sombra virtual

    martes, julio 17, 2007 12:34:00 p. m.

    Querida, no deberías invocar a lo que no estás preparada a enfrentarte, puede hacerse realidad, ¿entiendes, querida? Y luego podría dolerte la cabecita de melena rubia que sostiene esos broad-brimmed hats, lo cual no me podría perdonar.

    Pensé que no descubrirías que me había estado haciendo pasar por ti en tan poco tiempo, te he subestimado. Pero no te preocupes, no volveré a cometer el mismo error.

    Si soy alguien que conozcas en el mundo real... interesante pregunta, mi queridísima Pamela, ¿o debería decir Miss Cocodrile Tears? Sí, soy alguien del mundo real, pero no pienso revelarte mi identidad, no por ahora, querida.

    Tendrás noticias mías.

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    martes, julio 17, 2007 12:45:00 p. m.

    Sombra,

    Compruebo con el horror recorriéndome las pestañas que existes y que, si lo que dices es cierto, me conoces en el mundo real. Aunque cabe decir que no gozas de demasiada confianza en mi corazón como para tomar por ciertas tus palabras.

    No me asustan tus sutiles amenazas. De hecho, haces alarde de tu cobardía sin ni siquiera percatarte de ello al mantenerte en la sombra del anonimato. No volveré a comunicarme contigo hasta que des a conocer tu identidad, palabra de Christian Dior.

    Nunca tuya,
    Pamela

     
  1. Escrito por Anonymous Sombra

    martes, julio 17, 2007 12:54:00 p. m.

    ¡Querida Pamela! Me duele en el alma comprobar que no confías en mí. Oh, es tan grande el pesar que me provocas que casi no puedo soportarlo. Mira, si incluso estoy llorando de pena.

    No necesito que creas que te conozco ni que te den miedo las amenazas que no he lanzado. Si tan sólo confiaras un poquito en mí, verías que tenemos más en común de lo que nunca llegarías a imaginar. Dime, ¿qué pensaría tu madre de ti si viera en lo que te has convertido? Si viera cómo has despilfarrado tu vida como una jovencita malcriada y descarriada...

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    martes, julio 17, 2007 1:01:00 p. m.

    Sombra,

    Comprobar que estás en mi diario íntimo y personal a la vez que mi persona eriza el vello de mi nuca y me llena de una sensación escalofriante, y mentiría si no afirmara que ciertamente está mezclada con algo de total y absoluta repulsa.

    Cómo te atreves a mencionar siquiera a mi madre. ¿Tu insolencia y desfachatez no conocen límites? Estás cruzando una línea peligrosamente delgada, sombra, y hay líneas que una vez cruzadas no tienen vuelta atrás.

    No me cabe ni el menor ápice de duda de que mi madre estaría completamente orgullosa de quién y cómo soy, y eso es muchísimo más de lo que nadie podrá decir nunca de ti.

    Nunca tuya, y hastiada
    Pamela

     
  1. Escrito por Anonymous Sombra

    martes, julio 17, 2007 1:10:00 p. m.

    Jovencita insolente, no deberías lanzar amenazas alegremente cuando deconoces con quién estás hablando.

    Voy a decirlo con claridad para que al poco agraciado cerebro que hay bajo esa melena rubia no le cueste entenderlo. Yo cruzo cualquier línea y hablo de quién me place, y nadie puede evitar que haga lo contrario. Y menos tú, que no sirves más que para...

    En fin, desde luego has disipado cualquier duda, a tu madre le horrizaría ver en lo que te has convertido. Si se levantara de la tumba, se moriría de la vergüenza que le provocaría tu decadencia y tu absoluta falta de decoro.

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    martes, julio 17, 2007 1:17:00 p. m.

    Sombra,

    Has ido demasiado lejos en tus desafortunandas y oscuras afirmaciones. No diré nada más, pues mi corazón no me permitiría ahora mismo hablar con la luz adecuada, sólo espero reconocer la perversidad que rezuma en tu mirada si es cierto que nos relacionamos en el mundo real. Y cuando llegue ese momento, comprobaremos quién es la persona que carece de decoro, buen gusto, elegancia personal, clase, vocabulario adecuado, formas presentables y educación.

    Nunca tuya,
    Pamela

     
  1. Escrito por Anonymous Sombra

    martes, julio 17, 2007 1:22:00 p. m.

    Pequeña Pamela, sé que la verdad duele, pero hay que aceptarla como es. Es la única forma en que podrás redimirte de tus pecados y volver al redil, dulce oveja descarriada. Y ahora, sólo con leer tu impúdico diario, a la vista de cualquiera, se puede afirmar sin posibilidad de equivocarse que has perdido el camino. Lo que afirmo es cierto.

    Aunque no lo creas no pretendo hacerte daño. Todo lo hago por tu bien.

     
  1. Escrito por Anonymous Sangría de Rubíes

    martes, julio 17, 2007 1:50:00 p. m.

    Oh, Chico Sangría, vos que sois dios entre los alcoholes permitís esta averración a Su Santidad Pamela!

    Esta dulce oveja con copas de martini (sí, lo sé, con jarras de sangría estaría mucho más mona, se me ponen los padrastros como escarpias de pensarlo) ha hecho algo muy valiente, y eso es...

    Un momento, voy al lavabo, tengo que dejar espacio a mi cuarta jarra de sangria

    Ya esto aquí. Uf... mi vegiga nueva funciona de primera. Decía que Pamela ha tenido el valor de contarnos cosas poco aceptadas socialmente que muchos de nosotros hacemos (ojalá tuviera la suerte... en esta vida sólo me queda la Sangría) y no lo contamos haciendo ver que somos personas de provecho.

    Perdón, he bebido mucha sangría... Ya lo dicen, los niños y los Sangría sólo decimos la verdad.

    Siempre rosado, y con vegiga nueva,

    Sangría de Rubíes

     
  1. Escrito por Anonymous Eva, ladrona de corazones

    martes, julio 17, 2007 3:44:00 p. m.

    Sombra,

    Cobarde, esto te resta muchos puntos... Tu sola/-o lo provocas, intentando desacreditar de tal manera a Pamela, y no atreviéndote a dar la cara. Quién quieres que te crea...yo? Sangría? Todos los seguidores del diario de Pamela? ...

    Sigue intentándolo, que no sea por eso, jejejej, pero cuidado... quizás el mal que intentas hacer te sea devuelto de la misma manera... Te gustaría que te hicieran lo mismo??

    Eva

     
  1. Escrito por Anonymous Sangría de Rubíes

    miércoles, julio 18, 2007 12:15:00 p. m.

    Rosada Eva, embriagadora de corazones,

    alcemos nuestras litronas de sangría para hacer un chinchín en tu honor. Oh... dulce sangría... una litrona mas... mmmmmm...

    siempre rosado, y más embriagado que nunca,

    Sangría de Rubíes

    PD: en china chin-chin es el genital masculino de los bebés. Mucho cuidado con quien brindéis vuestras litronas!

     
  1. Escrito por Anonymous Señor Oscuro

    miércoles, julio 18, 2007 2:30:00 p. m.

    Veo en Sombra las maneras de un aficionado. Yo no me preocuparía mucho Pamela. Si me necesitas silva.

    Un beso.

     
  1. Escrito por Anonymous Zeus

    miércoles, julio 18, 2007 7:29:00 p. m.

    Me encanta ver cómo se pelean las mujeres por mí. Pamela, necesitas un buen polvo, y yo puedo dártelo. Sombra, si eres tan oscura no te voy a encontrar lo negro. Dadme vuestros messengers o móviles y veréis qué es un hombre

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    jueves, julio 19, 2007 9:31:00 a. m.

    Queridos amigos virtuales,

    Leo entre vuestras excéntricas palabras suspiros de apoyo a mi persona que flotan a mi alrededor como mariposas llenas de vida. Sutiles, imperceptibles, pero llenas de una fuerza que me arropa cual seda entretejida de ilusión.

    Ni toda la oscuridad podrá apagar la luz que me envuelve, queridos. Mi determinación es tan sólida como el lápiz de labios permanente.

    A todos os doy las gracias por el apoyo brindado mientras mi labio inferior tiembla incontroladamente. Y yo, brindo por vosotros. Chin-chin.

    Siempre vuestra,
    Pamela

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    jueves, julio 19, 2007 9:36:00 a. m.

    Querido Zeus,

    Hacía tanto tiempo que no aparecías en mi diario íntimo y personal, y sin embargo has cambiado tan poco...

    Te voy a pedir con toda la cortesía que soy capaz de reunir en estos momentos que moderes tu lenguaje, pues aquí hay numerosas damas que podrían sentir herida su sensibilidad ante tal despliegue de literatura varonil.

    Te perdono, querido, porque puedo intuir que tienes el corazón hambriento, un corazón que hace tiempo que no ha bebido del agua pura del amor.

    Siempre tuya,
    Pamela

     

Susúrrame  |   Inicio