Sangre de primavera

miércoles, mayo 3


Queridos amigos,

Nunca pensé que me encontraría en esta situación. Qué giros de la vida en el momento menos esperado. Me siento como una quinceañera con sus primeros zapatos de tacón, arropada por esa sensación erótica de sentirse sexy, como cuando todo el mundo se despierta de repente en una calle transitada para admirar a la persona que hace ese sonido tan eróticamente atractivo con los pies, que transmite tanta seguridad al estar envuelta en un velo irresistible de feminidad.

Me siento así porque hay algo que se ha encendido en mí. Algo erótico, sexual, sensible, desinhibido y desenfrenado. Esa semilla que espera recibir la primera gota de agua latiendo bajo tierra. Ahora despierta algo distinto en mis sentidos el sensual teclear de las masculinas manos de Gregor en su teclado, el cantoneo de las maracas de Marco en su incansable intento de enseñarme sus secretos o la voz de Michael al teléfono intentando que acuda de nuevo a su consulta. Incluso imaginarme como toma notas con su frenética letra de médico, y no digamos si veo el anuncio de mi querido chico martini.

Desde la fiesta de Alfred algo se ha despertado en mí y sé que es imposible intentar volver a apaciguarlo. He despertado a la bestia, liberado a los demonios del averno. Ahora he de aprender a controlarlos. Esas pequeñas bestias que viven dentro de nosotros: los instintos animales.

Eternamente vuestra, y acalorada
Pamela

Etiquetas:

Susúrrame  |   Llévame  

 

Diamantes... 7

  1. Escrito por Anonymous Nenu Mimosa

    viernes, mayo 05, 2006 5:25:00 p. m.

    Sabes Pamela, en momentos como este, me gustaría conocerte realmente, pues haces que parezca que en la vida nada es tan preocupante. A todo se le resta importancia. ( Quizás parece contradictorio lo que digo, pues sé que en la última publicación explicaste que tuviste que irte a París arreglarte esa uña que se te partió, pero es así la sensación que me transmites ).

    Me encantas! Forever! Every sé!

    Nenu M.

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    sábado, mayo 06, 2006 12:17:00 p. m.

    Querida Nenu,

    La verdad es que no deja de resultarme sorprendente que alguien, cualquiera, quiera conocerme sólo por las cosas que expreso y cómo las expreso en este humilde diario personal, querida. Es algo que me deja un poco alucinada, como ahora decís los jóvenes. Y me encanta.

    ¿Y no es así? ¿No te parece que en la vida las preocupaciones son tan sólo aquellas cosas a las que damos más importancia que a las demás? Y claro, éstas son subjetivas. Hay personas que necesitan sentir que tienen problemas para sentirse vivos. Yo, necesito sentir para sentirme viva. Sentir en positivo, sentir que me muevo en los remolinos de los cauces de la vida como una aventurera que coge por las riendas a un caballo desbocado, fuerte, rebelde. Ya sean cauces tranquilos y agradables o violentos y desalentadores. La vida es un continuo ir y devenir entre las olas y hay que saber aprovechar cada oportunidad. El secreto es estar atenta para alargar la mano cuando llegue una, querida.

    Siempre tuya, y encantada también contigo
    Pamela

     
  1. Escrito por Anonymous Nenu

    sábado, mayo 06, 2006 10:38:00 p. m.

    Hola Pamela, ya lo hago, creeme! Alargo la mano y estiro los dedos para coger cada oportunidad que llega... Unas veces sale bien y otras no, pero nadie podrá decir que no lo intenté.

     
  1. Escrito por Anonymous Nenu Mimosa

    sábado, mayo 06, 2006 10:59:00 p. m.

    Por cierto Pamela, yo también tengo sensaciones que explicar, y muchas buenas, aunque no lo suelo hacer en público porque no me gusta demasiado. Pero algo sí diré. Con el tiempo, creo yo, he cambiado mucho mi forma de percibir la vida, de ver a las personas, de agarrarme y lanzarme a las oportunidades... Hace años me sentía la mujer de hielo, nadie lograba enamorarme, aunque he de decir que el problema era yo misma, francamente, lo reconozco. Como siempre, el problema está en uno mismo, no en los demás. Es más creo que para lo que yo era, me he vuelto áltamente "enamoradiza" ( y lo digo entre comillas porque todavía no me he enamorado ciegamente de nadie, tan solo he comenzado a pensar demasiado en alguna persona. Y sabes, horriblemente, creo que estoy volviendo a caer en esa maravillosa sensación, aunque creo que todo es culpa de mi amigo Raúl... ( ssss, pero tú no se lo digas ).
    Sabes, a raíz de esto me comienzo a plantear si es que me va lo imposible, si es que los chicos inalcanzables son los que porvocan en mi " una pasión de arena y fuego más abajo del corazón... ( como tú dirías )". En fin Pamela, no sé si me comprendrás, pero es que mi amigo Raul tiene un sensor para los chicos que no me lo explico, es sobrehumano. Siempre los detecta antes que yo... y acierta!

    Un beso Pam.
    Sigue en pie lo de la foto.

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    lunes, mayo 08, 2006 9:37:00 a. m.

    Querida Nenu,

    No sabes la alegría que siento recorrerme por las venas cada vez que leo tus palabras. La copa de mi martini está temblando en mi mano ahora mismo.

    Me alegra mucho saber que no soy la única que se lanza desesperadamente a adquirir, cuando se presenta la oportunidad, una prenda de casimir que estaba como preparada para una en un escaparate. La calidez de ese tejido derretiría hasta a la mujer de hielo más fría del mundo, ¿no te parece, querida? Es una tela tan liviana que las flechas de cupido sin duda la pueden atravesar sin ninguna dificultad para alcanzarte el corazón. Y tan elegante...

    Yo he sido fría como los cubitos de hielo de una coctelera también. Y como éstos, yo también me estoy derritiendo poco a poco, diluyéndome en una exquisita ambrosía. Sí, la mayoría de las veces el problema está en que uno no sabe derretirse cuando tiene que hacerlo. Como esos cubitos que son como bolitas de plástico, tan artificiales. ¿Pero no es eso normal, querida?, ¿no es normal tener miedo a que un intruso que desconocemos entre por la puerta de la mansión de nuestro corazón y luego no sepamos como echarlo nunca más?, ¿y si ese intruso resulta ser un ladrón de joyas? No sé tú, pero yo, como Reina de Corazones, le cortaría la cabeza inmediatamente.

    Espero llegar poco a poco a ser tan "enamoradiza" como tú, querida, pero lamentablemente creo que me llevas ya cierta ventaja. Yo acabo de encontrar el principio del camino e intuyo que se ve el comienzo pero nunca se llega al final. Desde luego, yo deseo firmemente sentir. Lo deseo con todas mis fuerzas, ¡y estoy segura de que las cosas que se desean con intensidad tienen que acabar por cumplirse! No puede ser de otra forma. Deseo sentir una pasión arrebatadora que me arrase el alma como un tornado del desierto lleno de mar.

    Agradece a tu amigo Raúl que así sea, que te estén embargando esas maravillosas sensaciones que dices. En el desierto, querida, los espejismos duran poco. Al menos así lo pude comprobar yo cuando estuve en el Sahara. Así que ya que duran poco, ¿no te parece que lo mejor sería disfrutar de su fugacidad?

    Siempre tuya, y demasiado tímida como para poner una foto mía
    Pamela

     
  1. Escrito por Anonymous Nenu Mimosa

    lunes, mayo 08, 2006 11:04:00 a. m.

    Hola Pam,

    Has dado en la clave, en la mía porsupuesto. He descubierto desde hace ya algún tiempo que cuando deseas algo con una pasión y sin dudas, tu cuerpo se prepara para, y cuando llega la oportunidad estás preparado para que ocurra. Mi conclusión es que los deseos que tienen mucha fuerza se suelen acabar por cumplir, sobretodo cuando se trata de las sensaciones, de la amistad y del amor. Pocas personas entienden lo que digo, ni creo que quieran entenderlo. Pero no importa, pues yo sé a lo que me refiero y con eso me basta.
    Y sí, yo soy de las que disfrutan de la fugacidad, o al menos eso intento hacer. Cada vez tengo menos tabús y excusas mentales. Me lanzo a la aventura y a la emoción, aunque siempre con los límites del respeto a los demás.

    Un saludo, y cada vez más cerca tuyo,

    Nenu M.

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    lunes, mayo 08, 2006 1:19:00 p. m.

    Querida Nenu,

    Yo sí entiendo lo que dices y me alegra mucho que pienses así. ¡Nunca pensé que por este medio tan extraño que es internet me llegara a sentir tan comprendida querida Nenu!

    Siempre tuya,
    Pamela

     

Susúrrame  |   Inicio