Por qué

lunes, abril 14


Queridos amigos virtuales,

Christopher estaba concentrado en conducir la limusina, como de costumbre. Mientras tanto yo aprovechaba para admirar las calles de mi querida Barcelona, preguntándome cuántas de las personas que veían mis ojos estarían volando en alas del amor. Quizá la mujer de mofletes rosados que vi salir del mercado era de noche la amante más deseada de un apuesto enamorado, puede que aquel muchacho poco agraciado que cubría su cabeza con una gorra tuviera en su mano el corazón ardiente de una inocente muchacha, y yo, sentada en mi lujosa limusina, solo tenía una copa de martini medio vacía en cuyo fondo flotaba una triste aceituna y un anillo en forma de corazón impregnado de traiciones.

– Christopher –dije.
– ¿Sí? –me respondió con su enérgica voz.
– ¿Puedo preguntarte algo?
– Por supuesto, ¿de qué se trata?

La pregunta que iba a formularle había recorrido mi red neuronal en innumerables ocasiones durante mi estancia en Praga, pero ahora estaba lista para darle forma entre mis labios.

– ¿Por qué besaste a Alessandro? –Ante mi pregunta, Christopher miró muy serio a la carretera y cogió con fuerza el volante.
– No lo sé –contestó al fin. Tras un profundo suspiro, prosiguió–: Yo estaba muy deprimido. Se acercaba el día del padre y le conté a Alessandro lo de Felicia, ya sabes. Y bueno, habíamos estado bebiendo.
– Entiendo –afirmé sin apartar la vista del espejo retrovisor, recordando lo que Christopher me contó aquel día.
– Alessandro fue tan comprensivo conmigo... No sé qué ocurrió. De repente nos estábamos besando, y fue entonces cuando apareciste. Ni siquiera tuve tiempo de saber qué había ocurrido. Salí corriendo detrás tuyo pero no te alcancé.
– Sí, mis tacones son muy rápidos cuando quieren –reí, intentando quitar importancia al asunto.
– Pero hay algo que sí sé. Me gustan las mujeres, única y exclusivamente. ¿De acuerdo?
– En efecto, querido. El otro día me quedó bastante claro. –Christopher se ruborizó.
– Pamela.
– Qué.
– ¿Por qué te fuiste corriendo cuando nos viste? ¿Por qué llorabas? –Christopher me miraba a través del espejo.
– Eh... –Su pregunta me cogió desprevenida. La conversación había dado un giro totalmente inesperado–. No sé. Me quedé tan impactada que no sé qué me pasó. Supongo que estaba conmocionada.
– ¿Seguro que fue eso?
– Seguro. –Hubo un largo silencio. Sentí que la verdad no tenía nada de malo, así que me dejé llevar–. En realidad, puede que os tuviera más afecto de lo que pensaba –confesé casi sin darme cuenta.
– Quieres decir...
– Quiero decir que sois mis amigos y no estaba preparada para algo así –corregí en el último momento. Mi cerebro se impuso rápidamente sobre mi corazón, antes de que las consecuencias de lo que había dicho pudieran cobrar vida propia y acorralarme entre la espada y la pared.
– Ah.
– ¿Te importaría subir la pantalla? Necesito hacer una llamada. –Me sorprendió la frialdad de mi voz.
– Sí, claro.

Mientras los ojos de Christopher se perdían tras el cristal negro con cierto atisbo de desconcierto, apuré la copa. Cogí el teléfono y llamé a Linus para que me diera cita lo antes posible. Sobre mi pamela algunas ideas revoloteaban como mariposas silvestres, aunque ninguna conseguía imponerse sobre las demás. Esperaba que mi psicoanalista consiguiera ayudarme con sus hábiles preguntas a dilucidar su errático vuelo, de manera que me permitiera entrever el rumbo que mis tacones debían tomar.

Sencillamente vuestra,
Pamela

Etiquetas:

Susúrrame  |   Llévame  

 

Diamantes... 13

  1. Escrito por Blogger Markos

    jueves, octubre 16, 2008 1:05:00 p. m.

    Ha sido un placer para los sentidos encontrar tu blog, Pamela.

    Ha sido como la primera vez que sientes un perfume elegante y sofisticado.

    Gracias por votarme. Es todo un honor. De todo corazón también he tratado de ayudar a tu blog con mi voto.

    Seguiré pasándome por aquí para continuar impregnándome de esta fragancia.

     
  1. Escrito por Blogger Jones

    jueves, octubre 16, 2008 1:32:00 p. m.

    Te entiendo tanto Pamela.

    Creo que somos almas gemelas.

    por cierto te he puesto en mis favoritos para que la gente se enlace contigo.

    Muaks

    Jones

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    jueves, octubre 16, 2008 3:05:00 p. m.

    Querida Jones,

    Sin duda los hombres son la chispa que da sal a nuestras vidas. Me congratula a la par que me emociona que me hayas enlazado a tu diario íntimo y personal, por lo que yo he hecho lo propio.

    Siempre tuya,
    Pamela

     
  1. Escrito por Anonymous Poeta

    jueves, octubre 16, 2008 4:26:00 p. m.

    Volverán las oscuras golondrinas
    en tu balcón sus nidos a colgar,
    y otra vez con el ala a sus cristales
    jugando llamarán.

    Pero aquellas que el vuelo refrenaban
    tu hermosura y mi dicha a contemplar,
    aquellas que aprendieron nuestros nombres...
    ¡esas... no volverán!.

    Volverán las tupidas madreselvas
    de tu jardín las tapias a escalar,
    y otra vez a la tarde aún más hermosas
    sus flores se abrirán.

    Pero aquellas, cuajadas de rocío
    cuyas gotas mirábamos temblar
    y caer como lágrimas del día...
    ¡esas... no volverán!

    Volverán del amor en tus oídos
    las palabras ardientes a sonar;
    tu corazón de su profundo sueño
    tal vez despertará.

    Pero mudo y absorto y de rodillas
    como se adora a Dios ante su altar,
    como yo te he querido...; desengáñate,
    ¡así... no te querrán!

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    jueves, octubre 16, 2008 4:33:00 p. m.

    Querido Poeta,

    Ardiente, mi corazón espera en soledad, el momento en que la luz del amor me quiera iluminar. Será varón de noble cuna, o quizá juglar, mas convencida estoy de que en el mundo existe mi hombre ideal.

    Espero que así me quiera, con tanto fuego y pasión, pues no quisiera, sin saberlo, caer en las frías redes de la traición. Confiaré en mis etéreas alas para llegar a mi destino, confiando en que no me conduzcan a un cruel y malvado desatino.

    Aquí, en mi isla desierta, seguiré esperando día tras día, cantando a los cuatro vientos con la esperanza de que, un día no muy lejano, al oído correcto llegue mi sutil melodía.

    Siempre tuya, e inspirada
    Pamela

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    jueves, octubre 16, 2008 7:59:00 p. m.

    Querido Marko,

    No me pasa desapercibido que sabes lo que debes decir a una dama, querido. Tus palabras me han cautivado y halagado al mismo tiempo, ingenioso caballero. Sigue escribiendo. Brindo por ti.

    Siempre tuya,
    Pamela

     
  1. Escrito por Blogger ___________________

    viernes, octubre 17, 2008 12:27:00 a. m.

    Sin conocer el resto de la historia, has dibujado muy bien el marco en el que se desenvuelven los protagonistas. La conversación me ha parecido llevada de un modo delicioso (La explicación del beso del chofer y la reacción de ella me han resultado muy creibles).

    Seguiré leyendote,

    Pedro.

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    viernes, octubre 17, 2008 9:27:00 a. m.

    Querido Pedro,

    Debo darte las gracias por tu crítica constructiva. Me ha resultado muy agradable leer unas palabras tan precisas acerca del estilo literario de mi último escrito, pero he de añadir que si te han resultado creíbles las reacciones ¡es porque son verídicas! Muy a mi pesar no es mérito mío, querido.

    Incandescentemente tuya,
    Pamela

     
  1. Escrito por Blogger Jones

    sábado, octubre 18, 2008 1:38:00 p. m.

    Ay sí! Pamela, cuanta razón tienes! a veces mi ímpetu me hace ir tan deprisa que cometo unas faltas de ortografías imperdonables. Lo sé, soy consciente de que puedo provocar una lesión a cualquiera que pretenda leerme..

    Beso.

    Jones

     
  1. Escrito por Blogger ___________________

    miércoles, octubre 22, 2008 11:26:00 a. m.

    Querida Pamela,

    A tus incondicionales nos tienes esperando nuevas entregas de tu diario.

    Un saludo,


    Pedro.

     
  1. Escrito por Blogger XAVS

    viernes, octubre 24, 2008 1:05:00 p. m.

    Querida Pamela,
    He llegado aquí por casualidad...rastreando algunos de esos recurrentes visitantes que tienes y debo decir que me ha seducido una prosa simpática y una historia genial!
    Iré pasándome por aquí, adoro un buen martini.

    Besos,
    X

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    jueves, octubre 30, 2008 5:20:00 p. m.

    Querido Pedro,

    Tu deseo se ha hecho realidad.

    Siempre tuya,
    Pamela

     
  1. Escrito por Anonymous Pamela

    jueves, octubre 30, 2008 5:28:00 p. m.

    Querido Xavi,

    Me congratula que hayas llegado a mi rosada botella perdida en este gigantesco mar virtual. Espero que mi prosa y mi historia te sigan deleitando por mucho tiempo, y que sigas teniendo la cortesía de hacérmelo saber. Oh, es algo que me extasia, sin duda.

    Tuya desde hoy,
    Pamela

     

Susúrrame  |   Inicio